Roberto santos dice NO a universum.

El campeón de España Supermedio ha desechado ser el sustituto de Plotinsky en caso de que el argentino, que sigue en Buenos Aires esperando un vuelo, no consiga llegar a tiempo a Hamburgo para retar a Jürgen Brähmer.

La historia es rocambolesca, pero sólo tiene una conclusión; Roberto Santos sólo piensa en defender su título nacional Supermedio frente a Usman Annand.

El caso es que, por segunda vez, la oportunidad de un título mundial ha llamado a las puertas del “Tigre” y este ha decidido esperar a una mejor ocasión. La primera vez que Santos renunció a disputar la corona mundial fue en junio del año 2009. En ese entonces Hugo Garay, campeón mundial Semipesado de la WBA, buscaba rival para una defensa voluntaria en Sunchales y se pensó en Roberto. Tras el no por parte del equipo español fue otro boxeador nacional, Gabriel Campillo, el llamado a retar a Garay y todos recordamos la historia de la fantástica victoria del “Chico Guapo”, que no desaprovechó la oportunidad de gloria y grandes titulares que logró tras derrotar al Pigu.

Recordemos, en esta cruzada historia de nombres y coincidencias, que en Alemania – de un tiempo a esta parte- es algo habitual que los promotores busquen por todos los medios asegurar a las televisiones que las fechas designadas para los campeonatos van a ser inamovibles. Es por eso que Universum, en este caso, siempre que programa un título mundial usa la figura del “sustituto”, un boxeador avisado con tiempo que boxeará en la velada y que estará pendiente de cualquier anomalía que pueda provocarle realizar el mundial en caso de lesión o, como en este caso, consecuencias anómalas debidas a las particularidades de la movilidad.

Ese boxeador sustituto peleará a 4 asaltos y tiene como garantía el saber que, si el campeón sigue siendo el de la promotora alemana, será el próximo aspirante voluntario además de cobrar la nada despreciable cifra de 2.000 euros por esos 4 asaltos y saber que “alguien” moverá los hilos para que aparezca ranqueado con el mítico número 15 en las listas del organismo en cuestión, en este caso la WBO.

El primer boxeador que Universum eligió como sustituto del Brähmer – Plotinsky fue Alejandro Lakatos. Recordemos que el hispanorumano, actual campeón de la WBO Europa, aceptó ser el sustituto sabiendo que o bien en esta fecha o bien en la próxima defensa de Brähmer iba a tener otra oportunidad para hacer el mundial y por ello dijo NO a la posibilidad de enfrentarse a Gabriel Campillo en la cubierta de Leganés. Pero la mala suerte de Lakatos fue confirmar que, en su combate con el francés Derghal, se provocó un esguince de tobillo en su caída en el segundo asalto y anunció que no podría pelear en esas fechas.

Posteriormente se pensó en Santos, el mismo día que éste retuvo su título con Juan Blas Martínez, y tanto el ibicenco como su equipo aceptaron el rol de “sustitutos”. Conclusión, Santos pasó a ser el número 15 de la WBO y pelearía a 4 asaltos bien remunerados asegurándose que, posiblemente para después del verano, se enfrentaría a Brähmer por el mundial Semipesado.

Pero llegó el volcán Eyjafjallajokull y la posibilidad real de hacer el mundial ante los problemas aéreos de Plotinsky. En el día de ayer Santos dijo no; Piensa en el campeonato de España y no está para hacer 12 asaltos, por mucho mundial que sea. Pierde el papel de sustituto y ya no disputará ni tan siquiera el combate a 4 asaltos.

Plotinsky, en estos momentos, sigue en Buenos Aires y Universum dice que tienen sustituto, aunque no dan nombres porque lo están buscando tras la renuncia de Santos.

Esperemos que nuestro campeón de España, en no mucho tiempo, haga bueno el dicho de A LA TERCERA VA LA VENCIDA cuando le vuelvan a proponer un mundial.

Entretanto preparémonos para disfrutar de “nuestro” mundial, el tercer enfrentamiento entre Usman y Santos.

Por Prensa Boxeo. Pueden encontrarlos en facebook.